AQUÍ SE HABLA DE...

Blogumulus by Roy Tanck and Amanda Fazani

PUEDES ENCONTRARME EN...

CONTENIDOS RECIENTES DEL BLOG...

.

ASOCIACIONES: El banco del tiempo

Hace algún tiempo descubrí la existencia de una asociación que me sorprendió mucho. Se trata del banco del tiempo, una asociación sin ánimo de lucro. Para quien no sepa qué es, y qué hacen, os comentaré que son asociaciones en las que los socios intercambian servicios, en los que la única moneda de cambio es el tiempo. Es decir, los voluntarios invierten un tiempo en ofrecer un servicio a otra persona, y dependiendo del tiempo invertido, tienes derecho a que te ofrezcan otros servicios por ese tiempo.

En este mundo tan vertiginoso en el que vivimos hoy día, no todo es dinero. También hay cosas que puedes ofrecer y te pueden ofrecer de forma gratuita. Es un modo de trueque, al fin y al cabo. Para que veáis lo sencillo del asunto, pondremos un ejemplo.

Yo soy cocinero, y doy clases de cocina. Entonces invertiré algún tiempo en enseñar a algún socio a cocinar. Entonces obtendré unos derechos por ese tiempo, y podré requerir algún servicio que me ofrezca otro socio durante ese tiempo. Se me ocurre, por ejemplo, un corte de pelo.

En tipo de asociaciones existen socios con diferentes demandas. Desde gente mayor que necesita compañía o alguna ayuda en casa, aprender informática, sacar a pasear al perro, hasta gente joven con otras demandas, como aprender a cocinar, coser, mudanzas, etc... El abanico puede ser tan amplio como la imaginación de un niño.

Es una buena forma de ocupar tu tiempo disponible en algo productivo, de conocer gente nueva, de hacer actividades diferentes, incluso de ahorrarte un dinerillo. Eso sí, para recibir hay que ofrecer. Siempre hay servicios y cosas que ofrecer, solo tienes que planteártelo. Incluso también hay que saber pedir, siempre hay necesidades que puedas requerir. Debemos recordar que nadie somos autosuficientes.

Por lo que a mí respecta, me alegra saber que hay gente que dedica tiempo a los demás. Aquí os añado un enlace al banco del tiempo de Vitoria-Gasteiz, aunque supongo que existirán muchos más en otras ciudades.

0 comentarios:

Publicar un comentario

ÚLTIMOS COMENTARIOS...